Y es que en esta fecha es muy importante lo que comes, no solo para lograr sobrevivir los últimos días fríos, sino que también para recibir el verano como corresponde! Me refiero al bronceado! Y en este tema, la zanahoria es tu mejor aliado! (verso sin esfuerzo jaja)

¿Sabías que consumir zanahoria varios meses antes del verano, ayuda a preparar a tu piel para defenderse mejor del sol en los meses que vienen? Ojo, que no protege eficazmente de los posibles daños que causan los rayos UV (aunque en cierto grado sí), pero si ayuda a que la piel se vea muchísimo más sana, mas hidratada, y de mejor color a la hora de broncearte, y en vez de ponerse roja, obtienes un tono anaranjado. ¿Demasiado maravilloso para ser verdad?

Pues es así, tal cual, y todo gracias al Betacaroteno que contiene esta verdura que además es exquisita. (Sigan leyendo que mas adelante les daré mi receta favorita de Queque proteína-zanahoria! se mueren lo rico!)

El betacaroteno entonces, es un carotenoide de pigmentos rojos y anaranjados. ¿Que significa esto? En simples palabras, es el precursor de la importantísima Vitamina A, fundamental para el ser humano. Al ser consumido, estos pigmentos son absorbidos por tu cuerpo, y una vez que te da el sol, reaccionan y “aflora” el color característico en tu piel! Vualá…!

El indice glucémico de la zanahoria cuando está cruda es de 35 aprox (como referencia, 100 es azúcar) por lo que no te hará engordar!

Cuidado eso si cuando la hierves o cocinas, ya que aumentará su indice glucémico a 50, acercándola más al azúcar. Igual sigue siendo baja.

Este vegetal es demasiado versátil! Entre sus propiedades podemos encontrar:

-Aumenta las defensas

-Reduce probabilidad de posibles ataque cardíacos

-Previene en cierta medida el daño de los rayos UV

-Anticancerígeno

-Previene problemas a la vista

Pero ojo! No se dejen engañar! No compren betacaroteno en suplementos, ya que el betacaroteno sintético se absorbe en mucho menor cantidad que el natural, y además es carísimo (obviamente por temas de marketing).

Mi recomendación es que incluyan la zanahoria en su dieta regular, pueden prepararla como ensalada, cocida y acompañando un buen plato de carne (obvio!), o en un delicioso queque! ¡Con una o 2 zanahorias al día, basta y sobra! ¡Puedes usarla como un aporte a una comida dulce, o a una salada, que maravilla!

Y aquí va lo prometido: Les dejo mi receta para un delicioso queque de vainilla con zanahoria, Alto en proteínas (como siempre), y bajo en grasas!

(Lo rico de ponerle zanahoria a un queque es que te lo endulza sin necesidad de azúcar)

-5 claras de huevo

-1 Huevo entero

-2 zanahorias medianas, rayadas

-2 Scoop de proteína de vainilla

-Ralladura de cascara de limón

-Esencia de vainilla

-1 Taza de avena

-100 ml de leche descremada

-Polvos de hornear

-6 pasas

-Media manzana, picada

-Stevia o sucralosa a gusto

Mezclar Ingredientes, y hornear por 25-30 minutos en un horno precalentado! Puedes separarlo en varios Muffins, o en un molde grande. Como tú prefieras.

¿Demasiado fácil para ser verdad? pues asi son mis recetas cuando se acerca el verano; sin complicaciones, llenas de proteínas, y riquísimas!

Hasta la próxima y gracias por seguirnos!

Pics: Whitegrass Photography