SOLO MUJERES

Qué Alimentos Aumentan La Testosterona?

Stefanie Klempau, Chile

10 Agosto 2017

Existen factores que pueden reducir seriamente tus niveles de testosterona naturales y jugarte una mala pasada. Gracias a dios existen alimentos que pueden aumentarla.

El factor más importante para las mujeres es por culpa de la Pastilla Anticonceptiva de la cual hablé la semana pasada. Pero hay más factores, y afectan tanto a hombre como mujeres.

En este artículo te mostrare tres alimentos que te ayudaran a mantener a esta importantisima hormona funcionando de la mejor manera, naturalmente:

1. AJO

Estudios han demostrado que una ingesta elevada única, o continua de ajo, puede tener efectos proliferativos y de restauración sobre los niveles de testosterona. Se cree que esto se debe a una sustancia química en el ajo conocida como sulfuro de dialilo.

En un estudio con ratas en dieta alta en proteínas, el ajo ha demostrado aumentar los niveles de testosterona al mismo tiempo que reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés). El ajo aumenta los niveles de la hormona luteinizante en el plasma, que a su vez convence a los testículos a producir más testosterona.

2. Frutos Secos

Siempre hay un tiempito para el cariño. Lee mas aquí

Numerosos estudios en hombres han demostrado que el magnesio en los frutos secos está asociado positivamente con la testosterona total. Por desgracia, las deficiencias en magnesio son comunes porque la gente por lo general no recibe suficiente de ella a partir de fuentes de alimento. Lo que el magnesio hace, es aumentar la biodisponibilidad de la testosterona. Como un proceso natural de envejecimiento – o como consecuencia de las dietas bajas en proteínas – las concentraciones de la SHBG (globulina fijadora de hormonas sexuales) aumenta y estas globulinas se unen con la testosterona lo cual la hace no disponible para el cuerpo.

Puedes suplementarte con Magnesio con las dosis recomendadas, o preocuparte de obtenerlo de fuentes nutritivas tales como:

–          Verduras verde oscuro (Espinaca, Brócoli, Coliflor, Acelga)

–          Pescado (Salmón, Atún)

–          Nueces (castañas, almendras, maní, castañas de cajú)

–          Semillas (de calabaza, de girasol, de linaza)

–          Legumbres (porotos negros, frijoles)

–          Palta, Plátano y Pasas

 

3. Huevo

El huevo es un alimento muy alto en contenido de vitamina K. Una de las muchas funciones de la vitamina K es, aumentar el nivel de actividad de las enzimas que sintetizan testosterona . Se ha demostrado que la Vitamina K2 sirve para estimular la producción de testosterona a través de la activación de la proteína quinasa, mientras que también está involucrada en la esteroidogénesis en los testículos.

Fuentes alimenticias donde encontrarla:

–          Quesos (duros y blandos)

–          Yemas de huevo

–          Mantequilla

–          Hígados de vaca y pollo

–          Huevos de Pez

–          Comida fermentada (Chukrut por ejemplo)

4. Carne ROJA

Siempre hay un tiempito para el cariño. Lee mas aquí

La carne roja, a pesar de ser un alimento controversial, indiscutiblemente tiene un lugar en el aumento de la testosterona debido a su alto contenido de zinc. Nosotros siempre recomendamos comprar carne donde las vacas fueron tratadas de forma digna. 

La testosterona baja se asocia comúnmente con deficiencias de zinc, dado que los receptores de andrógenos son a menudo alterados en individuos con deficiencia de zinc. La adición de zinc a la dieta ha demostrado en varios estudios, aumentar los niveles de la hormona luteinizante, una hormona pituitaria que estimula la producción de testosterona. Los estudios también han demostrado que el zinc puede ser un inhibidor de la aromatasa fuerte (enzima responsable de la biosíntesis de los estrógenos), que puede bloquear la conversión de testosterona a los estrógenos.

Puedes suplementar o ingerir estos alimentos:

–          Mariscos en concha (Ostra, cangrejo, langosta, camarón)

–          Carne de vacuno, chancho, pollo

–          Productos lácteos como queso, yogurt, leche, queso cheddar, mozzarella)

–          Legumbres (Todo tipo de porotos)

–          Avena

–          Nueces (castañas, pistachos, almendras, nueces)

–          Semillas (de calabaza, piñones, chía, linaza)